Caravana de la Libertad partió hacia Bayamo, Monumento Nacional

El cortejo fúnebre pasará por Las Tunas y Holguín, donde cientos de miles de personas le tributarán merecido homenaje al cubano universal.

La Caravana en tributo a quien guió los destinos de la nación cubana desde 1959 arribará a la provincia de Granma, donde hace 60 años se produjo el desembarco de los 82 expedicionarios que, guiados por Fidel, trajeron a la mayor de las Antillas la luz de la libertad y la independencia definitivas.

En la Ciudad Monumento Nacional, bordeará la legendaria Plaza de la Revolución, donde se firmó la primera acta de victoria para las armas cubanas, en 1868, y Fidel habló ante el pueblo en la medianoche del dos de enero de 1959.

En horas de la tarde de aquel día, el jefe rebelde aceptó la rendición de los oficiales del Puesto de Mando de la Zona de Operaciones de Bayamo, la potente agrupación armada que había combatido a los «barbudos» en la Sierra Maestra.

Esa acción convirtió a la primera ciudad liberada en 1868 por Carlos Manuel de Céspedes -el Padre de la Patria-, y su Ejército Mambí, en la última que obtendría esta condición en 1959, ahora bajo la guía del propio Fidel y el Ejército Rebelde.

También el dos de enero la Banda Municipal de Conciertos ofreció a la Caravana de la Libertad la Marcha del 26 de Julio, con la primera versión instrumental creada para ese formato en el país.

La agrupación estaba dirigida por Rafael Cabrera, hijo de Manuel Muñoz, quien hizo la primera instrumentación del Himno Nacional y con ella acompañó a Céspedes y sus hombres cuando tomaban la urbe.

Las cenizas de Fidel pasarán cerca de la casa natal del Padre de la Patria, iniciador de las guerras cubanas por la independencia y contra la esclavitud.

Después, pernoctarán en el parque-museo Ñico López, antiguo cuartel Carlos Manuel de Céspedes, atacado el 26 de julio de 1953, simultáneamente con el «Moncada», de Santiago de Cuba.

El pueblo bayamés efectuará, en la noche de este dos de diciembre y la madrugada del tres, una vigilia y una peregrinación masivas.

La velada la animarán artistas locales en la Plaza de la Patria, donde Fidel habló el 26 de julio de 1982, y en igual fecha de 2006, pronunció su último discurso público con motivo del Día de la Rebeldía Nacional.

Tras la vigilia, el pueblo bayamés y de Granma caminará varias cuadras, para pasar frente al parque-museo Ñico López, acción que, se espera, realizarán miles de personas, sobre todo jóvenes y niños, hasta el amanecer. Mañana proseguirá el trayecto de la caravana hasta Santiago de Cuba.

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.